Las claves para un departamento de RRHH eficiente

Administración y RRHH

Claves necesarias para gestionar adecuadamente tu capital humano en tu empresa.

 Sin lugar a dudas el punto angular para el adecuado funcionamiento de cualquier organización es el de una gestión adecuada de su personal, y es que sin el apoyo de un buen equipo de trabajo será entonces imposible lograr los objetivos planteados. Es por ello que hemos recopilado un grupo de recomendaciones sumamente importantes para poder canalizar la acción de tu equipo de recursos humanos como son las claves para un departamento de recursos humanos eficiente a fin de poder mejorar no solo el ambiente de trabajo sino alcanzar mejores niveles de eficiencia y la capacidad de optimizar recursos y talento dentro de tu gestión en administración de empresas.

Las claves recursos humanos 1

Photo by Celpax on Unsplash

La importancia de una buena gestión de tus Recursos Humanos

Existen cualidades que es imposible reemplazar hasta el momento en el capital humano de la organización, si bien existirán siempre herramientas que nos permitan automatizar los procesos en el marco de esta transformación digital por la que estamos evolucionando en España y el mundo, por el momento es imposible suplantar la creatividad y empatía de los seres humanos. En este punto seguimos siendo un aspecto importante, pero a la vez muy variable dentro de las organizaciones, al nivel de alcanzar un punto crítico en cómo se hacen negocios y el éxito o fracaso de los mismos. La justificación de este hecho es simple: Cada persona dispone de conocimientos y cualidades únicas, las cuales servirán para alcanzar las metas que la alta gerencia tiene plasmadas para la organización, pero el desempeño del personal estará delimitado por su grado de satisfacción con su trabajo y con el aporte a su vida que está logrando mediante el empleo que tiene, adicionalmente es importante considerar el estado de ánimo de los empleados: Entonces gracias a las facultades de un buen manejo de los recursos humanos se obtendrán diversos beneficios:

Mejora la eficiencia del equipo de trabajo:

“Un trabajador contento es un trabajador eficiente” Existen diversos estudios de productividad que respaldan esta aseveración, un buen ambiente laboral favorece que el trabajador pueda realizar sus actividades con mayor relajación y pueda comunicarse adecuadamente, lo que favorece un desempeño mejor para cada individuo y todo el equipo.

Evita la rotación de personal:

Un mal manejo del personal y una incapacidad de resolver encontronazos o disputas entre los trabajadores puede acarrear una alta rotación de personal y esto dentro de la administración de empresas es un aspecto fatal para la eficiencia de la empresa. Cuando un empleado sale de la organización debido a inconformidades se tendrá se deben tener en cuenta muchos procesos a medio camino, y adicionalmente, responsabilidades que deben ser resueltas sin la persona adecuada que las realice a corto plazo. Estas últimas podrán ser redirigidas a otro trabajador mientras se encuentra el reemplazo, pero esto traerá dos problemas consigo:
  • Sobrecarga sobre el trabajador que acarreará desgaste del mismo
  • Un bajo rendimiento por todas las actividades extra a realizar
Por otro lado, se puede sufrir una falta de continuidad en las actividades, en caso de que las responsabilidades sean colocadas en espera, lo que puede detener proyectos de crecimiento del departamento. Si bien la salida de un personal clave puede causar inconvenientes, el daño podrá ser peor si se sufre de una mayor cantidad de personas saliendo y entrando de la organización, la falta de constancia afectará el rendimiento, como tratar de construir un castillo de arena que es constantemente derrumbado por la marea.

Claves indispensables a la hora de realizar un buen manejo de recursos humanos

La gestión de nuestro capital humano es crucial para alcanzar los objetivos que como organización nos planteamos, pero alcanzar esto es una tarea que requiere tiempo y dedicación, más aún cuando debemos aceptar que cada persona es diferente y que las causas de inconformidad de los trabajadores pueden venir de cualquier fuente fuera de los límites de la empresa. No obstante, existirán puntos básicos que abarcar para obtener una buena gestión de recursos humanos, a fin de limar cualquier aspereza e incentivar a los empleados para alcanzar un mejor desempeño:
  • Definir adecuadamente la estructura de la organización: muchas veces la alta gerencia puede olvidar que es necesario definir un organigrama, el cual debe abarcar desde las relaciones de jerarquía explicadas como la cantidad de personas al cargo de cada quien, tener esto definido permitirá entonces crear perfiles de cargo más acorde a las necesidades.
  • Identificar los perfiles de los trabajadores: Cada cargo debe estar adecuadamente definido, y las cualidades y atributos deben ser priorizados. Por ejemplo ¿Es más necesario en un nuevo vendedor sus capacidades sociales, su manejo de la tecnología o el conocimiento técnico del producto? Esta jerarquía será crucial para reclutar adecuadamente al personal para cada cargo.
  • Emplea mejores herramientas para reclutar personal: El empleo de redes sociales como LinkedIn son ideales para la captación de un personal, es posible elaborar aplicaciones a medida de CMS enfocados en la captación de nuevo talento, a fin de crear con mayor facilidad las bases de datos de posibles candidatos.
  • Vincula a los trabajadores con la empresa: Las políticas de la empresa, su visión y su misión no son meramente documentos simbólicos, representan el liderazgo y son a su vez excelentes herramientas para adentrar a los trabajadores a que se sientan parte de cada producto que sale a la calle o servicio que se realiza, y este saber trabajar en equipo, sentimiento de pertenencia y aporte se pagarán con creces en la lealtad del trabajador.
  • Promueve a la gerencia a hacer visitas periódicas a las instalaciones: El contacto “constante” con los grandes representantes de la organización produce un efecto de cercanía que los trabajadores aprecian, además que les motiva a ser más eficientes.
Se puede elaborar un cronograma donde los vicepresidentes visiten planta cada tres meses en caso de establecimientos de mayor tamaño y semanal para supervisores de áreas y el personal de recursos humanos, buscando espacios para que los trabajadores comenten sus ideas y sugerencias.
  • Crea una base de productividad: Fija objetivos a los trabajadores a corto, mediano y largo plazo, esto te permitirá que ellos mismos trabajen para determinar deficiencias y te permite evaluar de manera no invasiva su rendimiento, lo que te permitirá reevaluar las funciones de un trabajador y buscar un puesto que se adapte a sus capacidades.
Este punto es clave para mejorar la sinergia de las mecánicas para definir sanciones o premiaciones de acuerdo al desempeño.
  • Formación constante: Existirá una disyuntiva con la gerencia de si invertir en la educación de un personal cuando no se sabe si seguirá contigo, créenos que si no nutres a tus trabajadores estos se irán, simplemente adiéstralos en las destrezas que necesites con urgencia y prontitud, de esta manera ambos aprovecharán esa inversión y nunca será una pérdida de tiempo un taller sobre crecimiento personal o para mejorar la comunicación.